martes, 24 de abril de 2018

Bullet Journal: MAYO 2018

Hola, Hola! Ya está terminando Abril, así que ya me toca hacer el bullet journal del próximo mes. ¡Manos a la obra!


Y la verdad es que, si bien esta entrada es sobre el Bullet Journal de Mayo, tengo algunas cositas del bullet en general y del mes de Abril para mostrarles.

La primera es este apartado que hice para los booktags. Y es que me gustan mucho y no tengo problema con que me nominen, pero ya no recordaba cuales había hecho y cuales no, así que decidí hacer esta pequeña lista e ir marcando a medida que los voy cumpliendo.

También quería mostrarle la utilidad del bullet en cuanto a espacio. Como este año no estoy estudiando, no tengo que hacer cosas todos los días, así que no me vale la pena hacer organización semanal, por lo que opto por simplemente escribir el determinado día donde tengo más actividades, y así he utilizado una única carilla para todo el mes.

Por último con respeto al mes de Abril. El próximo jueves tendremos un evento especial con Janeth C.S, autora de ¿Quién mató a Alex? (al cual todos están invitados), y será mi primer evento literario como blogger, por lo que estoy tan emocionada nivel: hice un apartado único para ese día.

Aún no se muy bien que quiero poner en esa hoja, pero lo más probable es que se los muestre una vez lo haga.

Y ya para finalizar, mostrarles, la ya conocida "portada" de mi bullet, que consiste en: calendario del mes actual + future log del próximo mes. El color del mes de Mayo es marrón como deseo de que ya llegue el otoño.


Eso es todo por la entrada del día de hoy, y como siempre, espero que les sea útil y encuentren alguna inspiración.

Nos leemos el jueves.

Bye, Bye!

domingo, 22 de abril de 2018

#CampNanowrimo2018: Third Week

¡Hola, Hola! Tercera semana del Camp Nanowrimo, y he decidido hacer un weekly daily para la entrada de hoy que irá desde el domingo 15 al sábado 21, donde cada día estaré contando de forma muy, pero muy breve, el número de palabras escritas, como me he sentido y algo importante que quiera comentarles.

Así que comience la semana...


Domingo 15: 850 palabras escritas. Por fin volví a la casa del ministro, y apareció mi niña guapa.

Las ganas que le tengo a la escena que pienso escribir mañana no está, literalmente, escrito. Es la continuación de la escena que escribí hoy, y es que cuando están ellas dos juntas, yo soy muy fangirl, muy fangirl.

Lunes 16: Hoy llegué a mi casa a las 22hs, pero como dije que haría un weekly daily, pues aunque me duela demasiado mi cabeza, me pondré a escribir. Así que, té con miel para el frío, banda sonora de Goblin, y a escribir.

1.704 palabras escritas. Un capítulo entero. No, el penúltimo capítulo ha sido escrito. ¡Dios! Desde que comencé a escribir este proyecto sabía como sería este capítulo, tengo diálogos enteros escritos en tres cuadernos distintos, porque los feelings con este capítulo son demasiados.

Martes 17: 550 palabras escritas. Y...¡Proyecto Continente finalizado!

Con 64.710 palabras y 187 páginas doy por finalizado el primer borrador de la primera novela del Proyecto Continente. Y estoy demasiado feliz en estos momentos.

También llegué a las 10.011 palabras en el Camp Nanowrimo, haciéndome ganadora de mi propio reto. Pero al faltar aún dos días para que puedas "reclamarte" ganador, la propia página del Camp Nanowrimo ha aumentado mi reto a 12.000 palabras, las cuales voy a intentar de cumplir.

Miércoles 18: 497 palabras escritas. Y...¡comienza el Proyecto Continente II!

Como el mismo equipo del Camp Nanowrimo me aumentó mi reto a 12.000 palabras, y aún quedan 12 días de abril; decidí que los usaría para empezar la segunda parte de este proyecto. Y estoy demasiado emocionada.

Jueves 19: 545 palabras escritas. Como pueden ver, voy despacio con el Proyecto Continente II, no tengo prisa, la historia sigue avanzando en mi mente, y quiero tener algunas cosas más claras antes de lanzarme de lleno a escribir.

Viernes 20: 568 palabras escritas. El autoboicoteo ha vuelto. Hoy siento que escribí...NADA que valga la pena.

Sábado 21: 1774 palabras escritas, y de esas solo 399 son del Proyecto Continente II, porque se me dio por escribir la ficha de un personaje de un proyecto que vaya a saber cuando lo escribo, pero es que llevaba tantos días con la idea en la cabeza, que si no la escribía, me seguiría molestando.

Terminada la semana, escribí un total de 6.488 palabras y llegué a las 13.395 del reto. Y como sigo sin validar mi proyecto, porque quiero seguir escribiendo por todo lo que queda de Abril, Camp Nanowrimo me aumentó el reto a 16.000 palabras, así que iremos por eso la próxima semana.

No sé que formato usaré para la entrada del próximo domingo, que ya será la última, pero tal vez siga con esta de weekly daily, porque se me hace más amena que sentarme a contarles como me ha ido la semana de una.

Pero bueno, eso es todo por hoy. Nos leemos el martes.

Bye, bye!

jueves, 19 de abril de 2018

Personajes LGBT+: ¿moda necesaria?

Hola, Hola! Hace unas semanas vi por Twitter como muchas escritoras y lectoras que sigo estaban discutiendo sobre el tema de incluir personajes LGBT+ en sus novelas, y días después, surgió el debate de la identidad de género en el grupo BBB Uruguay; así que me quedé pensando y he decidido hacer estar entrada para debatir y dar mi opinión al respeto.

Primero, aclarar que esta entrada la voy a estar escribiendo desde la posición de lectora y escritora, pero también como persona perteneciente al colectivo LGBT+.

Así que sin más, ¡empecemos!


Actualmente, podemos ver un mundo más diverso dentro de la literatura, principalmente en la literatura YA (Young Adult) y en la romántica contemporánea. Pero aun así, los personajes LGBT+, sus historias, siguen siendo algo pasajero, o que muchas veces, están mal implementado.

En la romántica contemporánea, podemos encontrarnos la ya típica historia del chico homosexual que sufre durante su adolescencia, no sabe como salir del armario, y cuando lo hace aprende alguna lección bonita sobre la superación personal.

Y es justo ese mismo tema, la superación personal, el que acompaña los libros con personajes trans o dramas homosexuales, que se vuelven demasiado drama para mi gusto. Es que parece que solo podemos hacer eso, tener dramas internos y superarlos, pasarla mal y superarlo. Y es que ya estoy bastante cansada, de que la única representación que le demos a los adolescentes, es que vas a pasarla mal, pero luego vas a aprender algo bueno de eso, y eso en las que aprendemos algo, sino morimos primero adjunte aquí series de la Warner.

Pasando a las novelas de fantasía, que es lo que yo más leo y escribo, aquí la cosa ya comienza a molestarme bastante. Porque vamos a ver, hay dos opciones: 1) creas tu sociedad ficticia en base a la nuestra, donde, ¡sorpresa! las personas LGBT+ existimos. 2) tomas la oportunidad de crear una nueva sociedad más inclusiva y tolerante.

Y es aquí cuando muchas personas me dicen: "pero por qué esa necesidad de que siempre haya romance", y es cuando yo respondo: "soy lesbiana y soltera". Globalizar el colectivo LGBT+ en base al eslogan "Love is Love" siempre me ha parecido una estupidez, pero que verdaderamente, solo pensemos el gay y lesbianas a la hora de decir personajes LGBT+, me preocupa bastante.

Ya he perdido la cuenta de cuantas orientaciones sexuales e identidades de género engloban todo el colectivo, pero seguir resumiendo todo en las dos primeras, no está bien. Seguir englobando la representación inclusiva en libros, series y películas protagonizadas por chicos cishomosexuales, no es inclusión.

Al día de hoy, podemos nombrar muchas novelas protagonizadas o con personajes lésbicos principales, muchos autores se han sensibilizado con el colectivo trans y escrito libros desde la perspectiva de niñes que pasan por esa situación, el colectivo asexual y arromántico, poco a poco va teniendo sus protagonistas o personajes principales. Pero aún no somos un cliché, sí, aún  nuestras historias no son algo que puedes decir "esto ya lo leí".

Otra parte de esto, es la poca voz que se le da a escritores y escritoras del colectivo, la mayoría de las historias con personajes LGBT+ son escritas y publicadas por autores y autoras cishetero, y no estoy despreciando su trabajo con esto, porque hay escritoras que hacen un trabajo increíble, con personajes preciosos, pero me gustaría leer más libros en own voice (que traten el tema desde su propia experiencia).

Ya para terminar, porque esto se está haciendo muy largo, digo que como lectora y lesbiana voy a seguir buscando historias con personajes LGBT+, y como escritora y lesbiana voy a seguir escribiendo historias con personajes LGBT+.

Y a ti escritor o escritora del colectivo, te digo que no pares de escribir, porque son tus palabras las que le darán la mejor representación a tu colectivo, nadie más. Y a ti lector del colectivo, no desesperes y apoya todas esas historias que amas porque te sientes identificado con ella o porque sabes que alguien más lo hará.


Y a todos los escritores y lectores cishetero del mundo, tratar de entendernos, ustedes tienen siglos de buena y mala representación, nosotros aún seguimos arrastrando las malas y tratando de darle pasos a las buenas.

La literatura es lenguaje universal, y el universo es demasiado diverso.

Cr.imagen

martes, 17 de abril de 2018

Book TAG: Planetas

Hola, Hola! Hace unas semanas Mar del Blog Lecturas de Annie me nominó al Book Tag: Planetas, así que pues, a eso vamos hoy.






Mercurio: libro corto que hayas disfrutado.


Creo que voy a sorprender un poco con esta respuesta, pero La Segunda Vida de Bree Tanner de Stephanie Meyer me gustó mucho en su momento.


Venus: libro romántico.

Volar de Danielle Steel. Es por lejos, mi novela favorita de la autora.


Tierra: libro cuyo autor es de tu país.

Recuerdo haber leído algunos cuando estaba en el liceo, pero sinceramente no me acuerdo, ni nombre de libros o autores.




Marte: libro con portada roja que tengas en tu biblioteca.

High School Musical: La Novela... ¡No me arrepiento de nada!


Júpiter: libro más gordo que hayas leído.

Una Corte de Alas y Ruinas, y sus casi 900 páginas lo valen.






Saturno: libro cuya portada te atraiga mucho.


La nueva edición de La Bella y La Bestia tiene una portada demasiado preciosa.




Urano: libro perfecto para el verano.

Para nunca perder la costumbre, Everything leads to you de Nina LaCour.


Neptuno: libro perfecto para el invierno.

Si bien la Saga Vampiratas trascurre en el océano, estos libros se me antojan mucho en invierno, porque son muy gorditos, y libro gordito es igual a libro perfecto para el invierno.


Plutón: libro discriminado, pero que te gusta.

No se me ocurre ninguno, la verdad. No suelo leer libros impopulares, yo suelo dar opiniones impopulares de libros populares.


Y aquí termina el booktag. No me gusta poner a la gente en ese momento incomodo de "ha sido nominado", así que solo repito la nominación de Mar a nuestros compañeros de BBB Uruguay, porque se que hay muchos que no lo han hecho y porque tenemos caritas nuevas.

Bye, Bye!

domingo, 15 de abril de 2018

#CampNanowrimo: Second Week

Hola, Hola! Otra semana del Camp Nanowrimo ha pasado, y he de admitir que ha sido mucho mejor que la anterior, pero...desglosemos esto.


Esta entrada la estoy escribiendo el viernes, debido a que el sábado es la comunión de mi sobrino y no voy a estar todo el día en mi casa, lo que me lleva a no poder escribir ni la entrada ni para el Camp Nanowrimo. Así que tomaré esta semana desde el domingo 8 hasta el viernes 13.

El domingo no escribí, porque no estuve en mi casa, y lo mismo me pasó el miércoles, pero los demás días sí que escribí, y en eso creo que estuve mucho mejor que la semana pasada. Aún no logro escribir seis o siete días consecutivos, y eso me frustra, pero todavía me quedan dos semanas más, y espero poder la semana próxima lograrlo, y traerles un resumen diario.

Pasando a lo que escribí, decirles que llegué a las 6.907 palabras, superando por lejos mi meta semanal, y llegando a la mitad del reto, sí, tengo 50% del reto Camp Nanowrimo hecho, y no puedo estar más feliz.

Con respeto a como me siento yo con lo que he escrito, que era mi mayor drama la semana pasada, les cuento que empecé medio mal la semana, todavía con ese autoboicoteo y bloqueo escritoril que no me dejaban avanzar mucho o hacerlo más despacio, pero pasar el miércoles sin escribir, hizo que el jueves volviera con más fuerza y por fin, me gustara lo que escribía. Ni hablar hoy viernes, que me he sentado dos veces a escribir sin parar, y no voy a decir que cada palabra que he escrito me ha encantado, pero si quedo conforme y me gusta mucho como voy encaminando el final de esta historia.

Y por cierto, que el Proyecto Continente ya tiene más de 60.000 palabras. No tengo idea en cuantas palabras quedará el primer borrador, pero sí se que que el borrador final quedará con menos. Hay muchas escenas que las escribo sabiendo que las voy a cortar, pero aun así las escribo porque me gustan y quiero verlas ahí, y cuando estás de bajón, nada mejor que escribir lo que quieres escribir, así no sirva de mucho al final.


Y pues eso es todo, a seguir con el Camp Nanowrimo, les doy todos mis ánimos a quienes están participando, y a quienes no, pero aun así escriben, también.

Nos volvemos a leer el martes.

Bye, Bye!

jueves, 12 de abril de 2018

¿Por qué volví a escribir?

Hola, Hola! La entrada de hoy es personal, pero me apetecía tener una "pequeña charla" con ustedes sobre esto que tanto me gusta hacer y compartir: escribir.


La creación de historia es algo que ha estado siempre conmigo, pero comencé a ponerlas en papel alrededor de los 11, 12 años, y siempre han tenido el mismo elemento: la fantasía. ¿Por qué soy tan partidaria de este género? La verdad, no lo sé, simplemente me encanta crear historias que sucedan en un lugar distinto en el que estoy.

Mi primera historia fue una novela corta infantil que nunca terminé, pero con 13 años terminé mi primera novela de fantasía romántica, aunque lamentablemente nunca podré recuperarla, la escribí en una computadora de escritorio que se rompió antes de que pudiera pasar el manuscrito a algún lado más seguro.

Y luego de eso llegó mi mayor orgullo, la saga de magical girls Venatrix, una saga de cinco libros que escribí desde mis 14 a los 19, y ha sido siempre lo que me ha impulsado cuando siento que no puedo hacerlo o cuando el autoboicoteo simplemente me hace agachar la cabeza con resignación.

Venatrix me recuerda que formé un mundo, un sistema de magia, personajes adolescentes que se volvieron jóvenes fuertes y decididas, donde escribí sobre parejas entre chicas sin admitir mi propia orientación sexual todavía.


(Todos esos cuadernos y libretas son los cinco libros de Venatrix)

A mis 19 años fracasé muchísimo en demasiadas cosas, y eso me quitó el amor que tenía por la lectura y la escritura. Deje de leer y era incapaz de sentarme a escribir una frase, pero las historias seguían en mi cabeza, venían y se iban cuando se daban cuenta que no las pondría en papel, ni siquiera para recordarlas algún día.

Empecé muchos proyectos, desde una trilogía middle grade con hadas hasta una novela histórica con una protagonista femenina que daba miedo, pero no pude terminar ninguno, me era imposible, así que renuncié.

Poco a poco volví a leer, y al volver a leer lo que otros habían escrito, deseé volver a escribir mis propias historias, pero nada me convencía, nada sería bueno, yo no leería nada de lo que mi mente quería que escribiera. Fue entonces cuando apareció el proyecto al que le tengo tanto cariño, mi bebe consentido, mi querido Proyecto Continente.

Soy una gran fan de los dramas históricos asiáticos, y siempre me he preguntado por qué cuando se escribe sobre novelas de fantasía épicas, se ambienta el mundo en el occidente medieval, por qué nunca en el medieval oriental, y ahí surgió la idea del Continente, sus Imperios, sus familias reales, y Hime...

Tuve la idea en mi cabeza, la pensé, la desenrosqué, hasta que Laura Tárraga apareció con sus #Dmaratón y dejé de tener excusas para sentarme a escribir, y lo hice, me senté y escribí el inicio del primer capitulo del Proyecto Continente, escribí cerca de 2000 palabras en una hora. Eran palabras torpes, que he corregido infinitas veces, pero eran palabras, estaba escribiendo mis palabras.

Seguí domingo a domingo, escribiendo y trabajando en la historia. Pasó un mes y yo tenía cerca de 20.000 palabras escritas y la primera parte de la novela terminada, llegó el Nanowrimo y con él, el renacer del Proyecto Mikaela, y en diciembre volvió el Proyecto Continente, y amanecí el 2018 con una nueva idea para un nuevo proyecto. Desde ese 5 de setiembre del 2017 no he parado de escribir, crear, escribir, compartir, escribir, fangirlear con mis historias, escribir...

Pero...¿por qué volví a escribir? Porque las ideas siempre están ahí cuando veo una imagen, escucho una canción, una frase suelta por la calle, las ideas viene y me exigen ser reproducidas en algo que puede quedarse en nada, o volverse algo de lo que este medianamente orgullosa.

Porque me gusta crear y compartir. Porque me gusta aportar y enseñar.

Porque cuando las ganas de seguir adelante se van, cuando todo lo que está a mi alrededor se desmorona, hay un Continente al que puedo volver, un Vampire Squad que me recibe, un reino gobernado por villanos que me sonríe con maliciosa diversión, y un príncipe bisexual que me lanza una mirada de suplica para que escriba su historia.

No importa que ninguna historia sea leída nunca, la habré escrito, terminado y corregido, y si alguna vez deja de ser enteramente mía, y pasa a ser del mundo. Poco me importará que esté bien, tomaré las criticas, buenas y malas, eso seguro, pero siempre me diré a mi misma, me recordaré, que esas palabras que alguien está leyendo, fueron escritas por mí, porque volví a escribir.


Y eso es todo por hoy, perdón por esta entrada tan larga e intensa, pero necesitaba sacar esto y dejarlo plasmado en algún lado, por mí y por cualquier persona que lo necesite.
           
Nos volvemos a leer este domingo.

Bye, Bye!

martes, 10 de abril de 2018

Bilogía: ¿Quién mató a Alex?

Hola, Hola! Hoy les vengo a hablar de una bilogía de misterio, fantasía y romance: ¿Quién mató a Alex? escrita por Janeth G.S, y publicada por Editorial Océano en nuestro país.


Ya conocía estos libros, pero la verdad es que nunca me había puesto con ellos porque no estaba muy segura de que me gustarán, pero gracias a la lectura conjunta que organizaron Day del Blog YO LEO, y Editorial Océano, decidí darles una oportunidad, y no me arrepiento.


Como no quiero hacerles spoilers, aunque se que me voy a terminar disculpando por hacerlos, porque está bilogía me lleva a hablar de más siempre; solo voy a dejarles la sinopsis del primer libro.


"Hanna es una chica de dieciséis años y como toda adolescente actual, está aburrida, sentada en frente de su ordenador y no tiene absolutamente nada que hacer más que navegar en las redes sociales, y cuestionares sobre por qué su vida es tan aburrida. Por error -o tal vez no- recibe un mensaje en Facebook de un remitente que no reconoce con el nombre de "Alex Crowell". Hanna opta por enviarle una solicitud de amistad sin pensarlo dos veces, la cual es aceptada segundos después.


El terror corre inmediatamente en sus venas, y la piel se le pone de gallina cuando el una pequeña oración de adiós en el muro de Alex.
Alex está muerto.

Hanna por un momento cree que el Facebook está siendo administrado por un familiar y se tranquiliza durante unos segundos. Aunque rápidamente su momento de tranquilidad se acaba. Recibe un mensaje de él, nuevamente, pero ahora con un texto escalofriante e inquietante. Alex quiere que Hanna lo ayude a descubrir quién lo mató."


Como pueden ver, este libro es fantasía y romance juvenil, y la verdad es que hace mucho que no leía este género, con personajes adolescentes, y situaciones de instituto. No voy a negar que tal vez fue ese uno de los factores para que el libro me gustara y enganchara tanto, pero les puedo asegurar que aún así, ambos son muy adictivos.

¿Quién mató a Alex? no va hacer la mejor novela juvenil que van a leer en su vida, eso es seguro, pero aún así, creo que la historia está muy bien trabajada, desde el primer libro la autora nos va dejando pistas sobre lo que terminará revelando el segundo, y aunque algunas cosas pueden terminar siendo un poco obvias, otras van a sorprenderlos.

El primer libro, al principio, no me convencía, pero cuando la trama comienza avanzar y las cosas se ponen más turbias, simplemente no lo puedes soltar, y tiene un final en el que vas a necesitar tener el siguiente al lado.

En cuanto al segundo, he de admitir que me gustó más el primero, pero aún así se llevaron ambos la misma puntuación en goodreads, y es que, si bien el libro se me hacía muy predecible, llegó un momento en el que me perdí, pero para bien. El libro logró sorprenderme, con un capítulo 25 que aún no supero y un final...que puede parecer muy perfecto y un poco hasta "suertudo", pero que al instante te lo vuelve creepy de nuevo.

Y creo que este es el punto fuerte de ¿Quién mató a Alex?, su autora sabe como hacerte pensar que las cosas se calmaron, y de repente sorprenderte con algo que no te esperas, o imaginas que puede pasar, pero ella logra dar la vuelta a la situación y sorprenderte de igual manera.

Los personajes principales de Hannah y Alex me gustaron. Hannah peca de protagonista adolescente intensa de novela que está escrita en primera persona, y sí, llegan momentos en que te saca de quicio, pero tiene sus buenos momentos también. Por otro lado, Alex, se pareció muy tierno, y debe ser el primer interés amoroso masculino de un libro juvenil, que me cae bien. A veces se me hacía muy atolondrado, pero yo lo asocio al hecho de que es un fantasma, y lo perdono.


De los demás personajes no voy hablar, por miedo hacer spoilers, pero he de decir que con ninguno llegué a empatizar demasiado, y creo que es porque llega un punto en que todos son sospechosos, entonces es como que, no quieres a ninguno.

Y ya terminando con la entrada de hoy, los invito a unirse a la lectura conjunta con el hashtag #LCAlex, y darles una oportunidad a estos libros. También decirles que, si ya leyeron los libros y les gustaron, o si los leen y les gustan, pueden llegar a tener la oportunidad de tenerlos firmados y escuchar a su autora hablar de ellos el 26 de abril en Montevideo.


Quiero volver a agradecer a Day por crear estas lecturas conjuntas y ponerle todas las ganas a estos eventos tan bonitos, y a Editorial Océano por apoyar iniciativas como esta.

Eso es todo por hoy, y nos vemos el jueves.

Bye, Bye!