jueves, 4 de octubre de 2018

RESEÑA: Máquinas Mortales

¡Hola, Hola! Empezamos octubre con la reseña de un libro que me destrozo, y que ha sido uno de los pocos que no quería terminarlo porque sabía que todo se iba a ir al carajo y no quería que eso pasara. Spoiler: se va todo al carajo.


Londres está en movimiento. Su presa podrías ser tú...

Londres es una ciudad sobre ruedas: una ciudad como nunca habías visto. Tras la terrible Guerra de los Sesenta Minutos, las ciudades que sobrevivieron al apocalipsis se convirtieron en depredadoras, persiguiendo a ciudades menores y alimentándose de ellas.

Londres es una de ellas y se encuentra a la caza de una pequeña urbe, cuando Tom se topa con una joven asesina. Ambos acabarán en la Región Exterior, un páramo desolador marcado por las huellas de las ciudades ambulantes. Este es el comienzo de una gran aventura para estos dos chicos, que tendrán que aliarse para poder sobrevivir.

Máquinas Mortales nos sitúa en un planeta Tierra caótico, donde luego de la Guerra de los Sesenta Minutos, las ciudades se han convertido en imperios nómades con ruedas que se cazan y comen las unas a las otras para poder sobrevivir. 

Londres es una de las ciudades sobre ruedas más grandes con un montón de Gremios que se encargan de diferentes áreas, y un alcalde que todos adoran porque ha llevado a la ciudad a ser una de las más grande de esta nueva era.

En ese Londres conocemos a Tom, un adolescente huérfano que, luego de la muerte de sus padres, se convirtió en un aprendiz de tercer grado del Gremio de Historiadores. Pero Tom no está conforme con su vida y su rango menor, él quiere vivir aventuras y ser un héroe.

Un día, luego de meterse en una pelea con otro aprendiz su sueño se hace realidad. Logra detener a una muchacha antes de que asesine a su máximo modelo a seguir, el arqueólogo Thaddeus Valentine. Pero luego de detener a la asesina y lanzarse en una persecución donde está seguro encontrará gloria, y podrá impresionar a Katherine, la hija de Valentine, Tom termina junto Hester, la misteriosa muchacha en la Región Exterior, viendo como Londres se aleja sobre sus ruedas y no queriendo aceptar que ha sido traicionado.

Y esto es todo lo que les voy a contar, porque yo empecé este libro sin tener mucha idea de lo que sucedía, y eso hizo que lo disfrutara un montón. Porque sí, este libro me ha gustado, y bastante se podría decir. 

La pluma de Pihilip Reeve me ha encantado. Tiene ese toque que por momentos parece que estás leyendo un libro middle grade por su sencillez y descripciones precisas, y luego aparecen escenas demasiado sangrientas para ser un libro destinado a un público infantil, pero las entremezcla de una manera tan natural y tan directa, que no pierdes el hilo de la lectura.

Al estar narrado en tercera persona, el autor no solo nos cuenta la historia de Tom y Hester sobreviviendo a la Región Exterior, conociendo otras ciudades y tratando de escapar de que los vendan como esclavos y haciéndose falsos amigos de una ciudad pirata. Sino que también nos narra la historia de Katherine y su obsesión por saber quién es la muchacha que ha tratado de asesinar a su padre y por qué lo ha hecho.

En estas dos historias que no son independientes sino que están conectadas, tanto por el pasado de Hester, como por los planes del alcalde; conocemos a un montón de personajes a los cuales solo podemos tomarles cariño para que después el señor Reeve nos desarme el corazón. Anna Fang (que en la traducción le cambian el nombre como 17 veces), Shrike, y Bevis, son algunos de los personajes que acompañan a Tom y Hester, y a Katherine.

Considero que el mundo que ha creado Reeve es totalmente creíble y no dudo que en un futuro la arruinemos bien gorda y tengamos que andar en ciudades sobre ruedas. Y toda esa trama de poder, y amor por la Antigua y Nueva Tecnología se me hizo muy actual, porque no podemos negar que el amor que tenemos los seres humanos a la tecnología nos está apartando de otras cosas.

Si tengo que encontrarle un "pero" a este libro sería el problema del señor Reeve con la belleza femenina.

Hester tiene el rostro desfigurado, le falta un ojo y un trozo de nariz, y el autor no se cansa de repetir lo horrible y fea que es, y como Tom toma esto como un prejuicio hacia Hester para luego convertirlo en lástima. Admito que luego se calma un poco, y la relación de esos dos personajes avanza y evoluciona para convertirse en un amistad por la supervivencia, pero cada vez que volvían a mencionar la deformidad de Hester o menospreciarla por eso, me daban ganas de tomar algunos de los cuchillos que lleva Hester y comenzar a cortar gargantas.


Y bueno, eso es todo. Espero que les haya gustado y se animen a darle una oportunidad a esta tetralogía, porque me olvidé de mencionarlo más arriba, pero Máquinas Mortales es la primera entrega de una saga de cuatro libros que ya se encuentra completa en nuestro país. Y el 14 de diciembre se estrena la primera adaptación de esta saga, que es la de este libro, así que pueden aprovechar para leerlo antes de que salga la película.


Nos estamos leyendo.

Bye, Bye!

2 comentarios:

  1. Hola! Bueno, veo que lo apreciamos de formas totalmente diferentes y que lo disfrutaste muchísimo, cosa que ya sabés que me alegra montones. Coincidimos, eso sí, en lo de la belleza femenina. Me chocó mucho.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchísimas gracias por el sorteo, y la verdad es que sí lo disfruté un montón y muero de ganas de seguir con la saga :D

      Eliminar