miércoles, 8 de noviembre de 2017

#Nanowrimo2017 First Week

Hola, Hola! Antes de que la semana avance más, quería contarles como me había ido en los primeros cinco días del Nanowrimo de este año, que equivale a su primera semana.

Pero primero, para los que no sepan qué es el Nanowrimo, decirle que es un reto de escritura que consta de escribir una novela de 50.000 palabras en 30 días (durante todo el mes de noviembre). Pueden entrar a la página del Nanowrimo (nanowrimo.org) y enterarse más del tema.

Empezando con mi resumen semanal, decirles que comencé este reto con muchas ganas, y las he logrado mantener durante todo estos cinco días. Escribí un total de 10.246 palabras, y eso para mi es más que un logro. 
He organizado mi semana de la siguiente manera: de lunes a sábado tengo como reto escribir 1.500 palabras, y los domingos 3.000, ya que este este último se une con el #Dmaratón, una iniciativa de Laura Tárraga para potenciar la productividad a la hora de escribir. Logré sobrepasar el reto impuesto todos los días, excepto el tercer día; debido a que lo utilice para planificar la novela, porque sí, empecé el Nanowrimo sin mi novela planificada. Y a eso voy ahora.

Cambié de proyecto a última hora, lo que no me dio tiempo a planificar correctamente, y eso aunque no lo crean, no me ha ocasionado ningún bloqueo de escritura. Aun así recomiendo empezar el Nanowrimo con la novela planificada y bien estructurada, porque es la manera de avanzar más rápido y más seguro.
Yo no he tenido problema siendo un escritor de brújula en esta oportunidad, pero el reto recién empieza, por lo que no cantaré demasiada victoria.
Un consejo que si me ha funcionado muy bien es, escribir, no corregir. Y se que esto es complicado, porque solemos leer lo que venimos escribiendo, pero yo no lo he hecho y eso me ha ayudado a avanzar, y estoy casi segura, que también a ayudado a que los bloqueos de escritura no aparezcan. ¿Por qué?
Yo suelo ser muy crítica conmigo misma, y leer lo que voy escribiendo me hace querer corregirlo todo el tiempo, y no avanzar en lo demás. Por lo que en esta oportunidad he tomado este consejo de los NanoCoach, y la verdad, es que me está funcionando muy bien. Muchos podrán decir que el escribir sin mirar atrás, solo hace que el trabajo posterior de la corrección sea más duro y trabajoso. Pero personalmente, no tengo problema con eso, tanto que ni siquiera estoy dividiendo mi novela en capítulos, solo escribo y escribo, y soy feliz con mi progreso así. 
Por último decir que si aun no han participado de este reto, ya sea porque no se sienten capaz o no le ven lo provechoso. A no tener miedo, esto no es una competencia, es un reto a uno mismo, y a la vez una manera de hacernos ver lo que somos capaces de hacer. Aun están a tiempo de participar, así que no lo duden y anímense. Intentar nunca es fallar.

Nos vemos en la siguiente entrada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario